Las mil lecturas de Goya

Ya han pasado más de 275 años desde el nacimiento de uno de los más célebres artistas que hubo en España: Francisco de Goya y Lucientes.

Goya, como se le conoce de forma general, no solo se erigió como pintor de la corte y retrató varias veces a la familia real o a otros nobles. Sino también es conocido por haber realizado numerosas obras de carácter social, con motivo de denuncia o que al menos han servido para contemplar cómo era la sociedad de su tiempo.

Tal es la fascinación e interés que genera este artista y su obra que se han producido numerosos estudios e investigaciones acerca de su persona y el significado de sus obras. La relación con su salud mental, sus declinaciones políticas, sus romances. Incluso, sus opiniones religiosas son los caminos por los que circulan todo tipo de elucubraciones que se suman a dar una imagen más o menos aproximada de quién pudo ser Francisco de Goya. Estas interpretaciones arrojan luces y sombras sobre su figura, y en este post nos gustaría compartir las más interesantes:

Francisco de Goya y Lucientes: El 2 de mayo de 1808 en Madrid La Lucha de los Mamelucos. 1814, óleo sobre lienzo, 268’5 x 347’5 cm, Museo del Prado, España.

¿Goya era un patriota?

Se dice que Goya era un patriota, defensor del pueblo español frente al dominio francés. 

Esto se le achaca a sus dos obras inspiradas en las contiendas que liberaron Madrid el 2 de mayo de 1808: La Lucha de los mamelucos El tres de mayo. Se hicieron en 1814, 6 años después del suceso, coincidiendo con la vuelta de Fernando VII, curiosamente.

Francisco de Goya y Lucientes: El 3 de mayo de 1808 en Madrid: los fusilamientos de patriotas madrileños Los fusilamientos del 3 de mayo. 1814, óleo sobre lienzo, 268 x 347 cm, Museo del Prado, España.

Realmente, Goya no vivía a disgusto en la corte francesa. Por ello sabía que con la vuelta del monarca francés estaría en peligro. Estas obras, le ayudaron a resarcirse de la ira de Fernando VII.

¿O simplemente era contrario a la guerra?

Justamente, las obras que antes comentábamos, más que un grito patriótico, se han convertido en imagen para visualizar la crudeza de la guerra. Esto es motivo de que también se asocie a Goya con alguien que desaprobaba la violencia.

Francisco de Goya y Lucientes: La Maja Desnuda, 1795-1800, óleo sobre lienzo, 190’6 x 97’3 cm, Museo del Prado, España.

Goya fue amante
de la Duquesa de Alba

La vida privada tampoco se escapa del escrutinio de los investigadores. Hay quien apunta a que La Maja Desnuda La Maja Vestida son la misma persona, la Duquesa de Alba, con quien Goya pudo haber compartido un romance del que son testigo esas dos obras.

Francisco de Goya y Lucientes: La Maja Vestida, 1800-1807, óleo sobre lienzo, 188 x 94’7 cm, Museo del Prado, España.

Goya era un liberal, adelantado a su tiempo

Si no lo sabías, Napoleón fue el primer dirigente que prohibió por completo la Inquisición en España. Y, esto únicamente sorprendió a la Inquisición. El siglo XIX no tenía cabida para un organismo como aquel en Europa. España era el último baluarte más por tradición y relación con la forma de gobierno, que porque la sociedad así lo quisiera. De esta forma, cuando Napoleón prohibió la Inquisición y apresó a sus dirigentes, le quitó un gran peso al poder eclesiástico y, por ende, alivió a otros muchos. 

Uno de ellos, según se dice, fue Goya. Muchos de sus grabados se pueden interpretar con una lectura de crítica al clero. Eso, sumado a los problemas ya sabidos que tenía con la Iglesia debido a algunas pinturas consideradas escandalosas, pueden ser elementos a tener en cuenta a la hora de trazar un Goya no alineado con el catolicismo, al menos extremo, y más liberal y propio de su tiempo.

Consigue Goya: LXXX Sonetos Caprichosos para tener una visión diferente de su colección Caprichos

Estas son algunas de las muchas caras que se pueden encontrar en Goya a través del registro de su vida y, especialmente, de su producción artística. 

Una de las colecciones más interesantes e intrigantes son las series de Grabados, donde se pueden encontrar diversos detalles e historias enterradas a poca profundidad bajo los trazos.

Nosotros te recomendamos Goya: LXXX Sonetos Caprichososedición limitada y numerada de la colección Caprichos de Goya que vienen acompañados de los sonetos del poeta MICA, los cuales le dan una curiosa visión de los propios grabados. Una experiencia doblemente artística.

Suscríbete a nuestra newsletter

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

0